Sobre Nosotros

La historia de Liberto comienza en Francia en 1975 con la idea de confeccionar un pantalón vaquero que fuera capaz de reunir y transmitir los tres factores que lo harían diferente al resto de los jeans : diseño, comodidad y calidad. Estos dos últimos factores siempre han ido ligados al sello de la marca no sólo por el excelente denim utilizado en cada una de sus prendas sino también por la cuidadosa selección de fornituras y detalles como botones o cremalleras y, por supuesto, por sus emblemáticas etiquetas en cuero o tela.

El diseño de los jeans de Liberto, que empezaron a fabricarse en España en 1985 bajo el nombre Buenos Liberto, se identifica rápidamente con su mítico logo del indio que es toda una declaración de intenciones y fiel reflejo de su espíritu : libre y fuerte, divertido e irreverente con el diseño hasta entonces establecido, dio lugar a nuestro cuarto factor, el carácter.

Revolucionó el mercado español introduciendo novedades como el “stone washed” o lavado a la piedra y se convirtió en una marca de referencia no sólo por los jeans sino también por sus pantalones, camisas, camisetas, chaquetas y cazadoras vaqueras.

La brillante posición de Liberto Buenos en el mercado se mantuvo más allá de la década de los 90 compartiendo espacio con otras primeras marcas del denim nacional e internacional y no fue hasta 2006 cuando a pesar de la todavía importante demanda de sus prendas cerró su fábrica de Vidreres (Girona). La feroz competencia de los productos fabricados e importados a bajo coste, la deslocalización y la crisis hicieron mella en Liberto como en muchas otras marcas de fabricación nacional.

Hoy, 9 años después, Manufacturas Lillotex S.A. (Albacete), fabricante textil desde 1966, se ocupará de la producción y distribución de la legendaria marca. Hemos despertado al indio. Nos hemos levantado y seguiremos adelante. Apostamos por la fabricación española, por el diseño de nuestra moda y por el empuje de nuestra gente.